La abeja reina Apis melífera


Hoy queremos hablaros de la abeja reina, seguro que todos habéis oído hablar de ella, pero en este artículo nos gustaría daros más información sobre esta reina de la colmena.


Primero de todo tenemos que saber que las abejas son uno de los animales más organizados y complejos que hay en la naturaleza. Cuando un enjambre está en una colmena las abejas se dividen en tres castas: la abeja reina, las abejas obreras y los zánganos. Lo curioso es que todas ellas parten del mismo tipo de huevos, lo que las hace diferentes es la alimentación que reciben siendo larvas.


La abeja reina es la única hembra fértil que tiene desarrollados completamente sus órganos sexuales, y la única que pone huevos. Puede poner dos tipos de huevos, huevos fértiles, donde crecerán obreras infértiles, y huevos no fértiles que darán origen a los zánganos.


La reina durante toda su vida es alimentada exclusivamente por las secreciones de las abejas nodrizas, lo que llamamos jalea real. Al octavo día operculan o cierran la celda y al día decimosexto emerge la abeja reina.


El tamaño de la reina es mayor al del resto de obreras, por eso, el tamaño de su celda, o realera, es más grande que el del resto de larvas (2 a 2,5 cm aproximadamente) en forma de cacahuete. Físicamente es más larga y delgada ya que en su abdomen los ovarios se han desarrollado completamente.


Otra curiosidad es que cinco días después de salir de su celda, la reina realiza vuelos de fecundación. Estos vuelos suelen durar varios días, y es ahí donde copula con los zánganos, puede copular hasta con diez diferentes. Ella guarda el esperma de estos en un órgano especial, la espermateca, ya que no vuelve a copular más.

Aproximadamente, cinco días después de la fecundación la reina empieza a poner huevos. Si la reina es buena y los factores son favorecedores (clima, néctar, condiciones de la colmena...) durante el verano puede llegar a poner más de 2.500 huevos.


Si la abeja reina de la colmena muere accidentalmente o la que hay en ese momento no cumple con su labor, enseguida es seleccionada una nueva candidata. Esta figura es muy importante para ellas, necesitan a una líder en la colmena, pues de ella depende su futuro.


Se calcula que una abeja reina puede vivir unos cinco años. Para que veáis la diferencia, una abeja obrera tiene una esperanza de vida de unos cincuenta días y un zángano unos tres meses.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

MIEL CRUDA